Patrocinadores / Amnesia Ibiza


La casa donde hoy se levanta Amnesia fue construida a finales del siglo XVIII. Cinco generaciones de la familia Planells vivieron entre sus espesos muros encalados. Cultivaron la tierra y construyeron un molino de piedra. Durante la primera mitad del siglo XX, los pobres que se acercaban para pedir amparo recibían pan, queso o higos secos.

Los primeros visitantes extranjeros llegan a la isla hacia 1950, atraídos por sus leyendas y su extraordinaria naturaleza virgen. En 1954, Aristóteles Onassis o Rainiero de Mónaco se quedan maravillados por la belleza de las calas pitiusas. Ibiza descubre el turismo, prospera y crece.

Sin embargo, son los hippies los que verdaderamente disfrutan del encanto de esta tierra en los 60. Son los primeros transgresores. Idealistas de todo el mundo eligen Ibiza y Formentera como paraísos para vivir en paz, con su música, en la naturaleza, fumando...

En 1964, los Rolling Stones pasan unos días de vacaciones en San Antonio. La isla supera ya las 5.000 plazas hoteleras. Europa se convulsiona en Mayo del 68, mientras la película More, con música de Pink Floyd y rodada e inspirada en Ibiza, presenta a la isla como paraíso del consumo de drogas.

En marzo de 1970, la familia Planells decide poner fin a su larga vida en el campo para instalarse en un piso de la ciudad de Ibiza. Venden la finca y la casa a María Fuencisla Martínez de Campos y Muñoz, una viuda de origen aristocrático. Y es aquí donde comienza realmente la historia reciente de nuestra discoteca.
La isla disfruta de una libertad inaudita en el resto de España. La casa que muy pronto se convertirá en Amnesia se transforma en un punto de reunión para idealistas de la contracultura. Los hippies tocan en directo y entre amigos, bailan hasta el alba, preparan comida vegetariana, se extasían con The Doors, fuman, experimentan con el LSD, rozan el cielo, organizan exposiciones de arte...

En 1974 entra en escena un joven madrileño licenciado en Filosofía llamado Antonio Escohotado, que viaja a Ibiza para iniciar una nueva vida. Pronto será el apóstol de la experimentación psicotrópica.

El 20 de noviembre de 1975 terminan 40 años de dictadura. Muere Franco y Juan Carlos I es proclamado Rey.

Un buen día de mayo de 1976, Antonio se pone de acuerdo con la propietaria de la casa y firma un contrato de alquiler por 20.000 pesetas al mes (120€). Ahora sólo faltaba bautizar a la futura discoteca. Le dio vueltas al asunto hasta que se decantó por un nombre: se llamará ‘Taller del olvido’. “Quería reflejar que cuando la gente sale de noche es para olvidarse de los problemas y sumergirse en un mundo no aprendido y no rutinario”. Al día siguiente cayó en la cuenta de que un solo vocablo de etimología griega era suficiente para expresar su idea inicial: la palabra era ‘Amnesia’. Nacía así la discoteca “más auténtica” de la isla.

Bob Marley protagoniza una memorable actuación en Ibiza en el verano del 78. Despunta la ‘new wave’ y se estrena la película ‘Saturday Night Fever’. La música disco, heredera del sonido de Filadelfia, empieza a eclipsar al rock. El ritmo de las discotecas cataliza un estilo de vida hedonista.

Comparte esta página

Próximos eventos

Lo sentimos, no hay eventos.

Contacto

C/Abad y Lasierra nº 50 local 3,
Entrada por la C/ Sant Cristofol,
07800 Ibiza
Tel. 971 31 73 60
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.apneef.org